EL FUNDADOR

Francesc Xavier Fernández Hernández, nacido en Barcelona y vecino de la ciudad de Palma de Mallorca, materializa su expreso deseo en la constitución de la FUNDACIÓN XAFER como Institución y Organización al servicio de los seres humanos, para acompañar y ayudar a todo hombre en su derecho a:

 

“ser feliz, vivir feliz y hacer feliz”.

 

Maestro de profesión, muy pronto ve reducido el ejercicio de la docencia como su profesión para dedicarse a la organización, gestión y dirección de acciones y organizaciones educativas, sociales y asistenciales. Primero como gestor de acciones educativas, posteriormente como coordinador, asesor y consultor en centros educativos y sociales, y más tarde como director de entidades, centros y empresas dedicadas a la enseñanza y a la formación.

 

Se inicia en el mundo de la educación a temprana edad como monitor y director de actividades asistenciales, deportivas y culturales. Más tarde, tras finalizar sus estudios, sigue en el mundo de la educación como profesor en enseñanzas regladas y formación profesional. Desde muy temprana edad siente el deseo y la necesidad de colaborar en la organización y desarrollo de actividades sociales, asistenciales, culturales y deportivas, lo que lleva a cabo por medio del voluntariado.

 

Su formación en el ámbito de la gestión de centros docentes y asistenciales es muy amplia. Además de maestro, cuenta con innumerables cursos, especializaciones y postgrados que le dotan de un suficiente nivel de competencia en este campo.

 

Educado en diversos Centros Católicos y en continua y estrecha relación con personas de profunda fe cristiana, es un gran creyente y promulga la fe cristiana, además de sus principios fundamentales, que son el amor, la paz y la solidaridad.

 

Casado y padre de dos hijos, en la actualidad combina la hermosa y orgullosa tarea y responsabilidad de ser esposo y padre, con la tarea profesional como director y administrador de diversos centros de enseñanza y otras entidades de servicios educativos y asistenciales.

 

Movido por su sentimiento solidario y de servicio dedica otra parte de su tiempo a la satisfactoria tarea de presidir la FUNDACIÓN XAFER, de la que es su Fundador y en la que trabaja activamente.

 

Y parte del resto de su tiempo, que aún le queda, lo dedica a la formación continua y a la ampliación de sus conocimientos en combinación con su tiempo libre y su pasión por el mar y la lectura.

 

Entusiasta de ver y sentir a las personas un poco más felices cada día, tras estudiar y analizar que los seres humanos se mueven en la búsqueda de la felicidad, considera que la base fundamental para acceder en gran medida a dicha felicidad pasa por tener la oportunidad y la posibilidad de recibir una educación, de recibir un nivel de competencia mínimo, de recibir suficientes conocimientos, técnicas, destrezas y habilidades que doten a la persona de suficiente capacidad intelectual para desarrollarla y de la sabiduría necesaria para lograr encontrar la suficiente felicidad interior y exterior.

 

En el año dos mil materializa el inicio y principio de la FUNDACIÓN XAFER como Institución y Organización al servicio de quien lo necesite, con la clara y concreta Misión de acompañar y ayudar al ser humano para que, por medio de la enseñanza y la educación, pueda encontrar la manera de

“SER FELIZ, VIVIR FELIZ y HACER FELIZ”.