PRESENTACIÓN

Hace algún tiempo tuve la oportunidad de observar, estudiar y analizar al ser humano. De hecho, hoy sigo haciéndolo y veo que las personas se mueven principalmente en busca de la satisfacción. Entendiendo la satisfacción dentro de un lógico y sano egoísmo humano. Profundizando en torno a esta satisfacción, la entiendo más como un estado y un estadio ambos continuos, es decir, una suma infinita de satisfacciones encadenadas. A esta suma de estados y estadios de satisfacción y de vivencias satisfactorias yo las defino FELICIDAD.

 

Estoy plenamente convencido de que el ser humano es concebido y nace para ser, estar y vivir feliz. Y para que nuestra especie sea, esté y viva feliz, debe dar felicidad, tiene que hacer felices a los demás seres humanos y de esta manera tiene una oportunidad de garantizar la felicidad eterna.

 

Mi propia historia y algunas de mis experiencias me constatan que la felicidad viene tras unas oportunidades y unas posibilidades. Me mantengo en mi afirmación de que nacemos para ser y vivir felices, si bien

creo que no nacemos felices y sólo cuando se dan algunas de estas posibilidades y oportunidades es cuando podemos alcanzar la felicidad.

Estas posibilidades y oportunidades se concretan en el hecho y en la posibilidad de aprender a ser feliz, de ser enseñado a ser y vivir feliz, de ser enseñado para hacer felices a los demás. La felicidad llega tras un proceso de aprendizaje, tras recibir unos conocimientos, una dotación de habilidades y destrezas que posibilitan al ser humano de la suficiente capacitación y formación en distintos campos y materias que le ayudan a que pueda ser y vivir feliz.

 

La felicidad no llega por casualidad, la felicidad puede encontrarse, y de hecho se consigue, tras haber sido enseñado, tras haber recibido suficientes conocimientos que nos hagan desarrollar nuestro intelecto y nuestra sabiduría suficientemente de tal manera que nos ayuden a ser y vivir felices.

 

Algunos hemos nacido con la suerte de haber tenido la posibilidad y la oportunidad de ser enseñados, de poder aprender, porque tenemos familia, tenemos hogar, tenemos alimentos, tenemos salud, tenemos libertad, tenemos paz y tenemos maestros. Pero hay que recordar que hay millones de seres humanos que no han tenido ni tienen la posibilidad ni la oportunidad de ser y vivir felices. Porque han tenido o tienen la desgracia de estar o haber estado en el lugar y en el momento equivocados.

 

Hay millones de seres humanos que no tienen familia, hogar, alimentos, salud, libertad, paz y maestros que les ayuden a tener una mínima e ínfima oportunidad de ser y vivir felices, de ser enseñados para poder ser y vivir felices. Es sumamente importante pisar con los pies en la tierra, visionar y reflexionar sobre la cantidad, por desgracia, de seres humanos, que sin quererlo ni buscarlo, no tienen

la mínima oportunidad de ser y vivir felices y, sorprendentemente, sí son capaces de hacer felices a los demás, a veces sin darnos cuenta.

 

Mi reflexión me lleva a la realidad de confirmar que teniendo la posibilidad de poder recibir una enseñanza y educación suficientes y adecuadas, existe una oportunidad de ser y vivir felices, y además que, si esta posibilidad está reforzada por una familia, un hogar, una vivienda, unos alimentos, suficiente salud, libertad, paz y maestros, las posibilidades de ser y vivir felices aumentan considerablemente.

 

Continuando con esta reflexión, considero que el que tiene puede y debe dar, cuánto más si hablamos de conocimientos, ya que el que los tiene, debe transmitirlos, para dotar de suficientes herramientas y conocimientos a los demás seres humanos, para que tengan alguna oportunidad de aprender y de recibir el aprendizaje necesario para alcanzar un hogar, unos alimentos, salud suficiente… que les ayuden a ser y vivir felices.

 

Esta reflexión también me lleva a pensar en la acción y, en la medida de mis posibilidades, decido actuar para que cada ser humano tenga la oportunidad de ser y vivir feliz, sea y viva feliz en su interior y en su exterior. Y esta acción la materializo en el hecho de dotar y transmitir unos conocimientos suficientes que sirvan como unas herramientas necesarias que ayuden a desarrollar la inteligencia y la sabiduría suficientemente como para encontrar el modo y la manera de ayudar a ser y vivir feliz.

 

Tengo la oportunidad que Dios me brinda, así como el ánimo de mi familia y la colaboración y participación de amigos y colegas profesionales, para materializar la acción que me propongo. Esta acción es una mínima contribución para hacer realidad esta máxima y gran verdad, que no es otra que la de ayudar y acompañar a cualquier ser humano en su trayecto para que sea y viva feliz, y que a su vez este ser humano acompañe y ayude a otro ser humano para que sea y viva feliz, y así infinitamente toda la especie humana.

 

Esta oportunidad la llevo a la acción y se hace realidad y presente por medio de la creación y de la constitución de la FUNDACIÓN XAFER, que nace con la concreta misión de ayudar y acompañar en la tarea necesaria para que todo hombre que lo necesite y que lo desee pueda ser feliz y pueda vivir feliz.

 

<

Los proyectos, acciones y actividades de la FUNDACIÓN XAFER van dirigidos a todas aquellas personas que sienten el deseo o la necesidad de recibir una enseñanza y unos conocimientos que les ayuden a ser felices y vivir felices, desde una fe cristiana y una acción evangelizadora.

 

Los colaboradores de la FUNDACIÓN XAFER son aquellos que sienten el deseo o la necesidad de participar ayudando y acompañando a los primeros. Colaborando en la educación, en la enseñanza y en la formación de seres humanos que conforman una sociedad de hombres y mujeres felices.

 

La FUNDACIÓN XAFER desde la fe cristiana y guiada por el Evangelio de Jesús, quiere ser un instrumento, una ayuda eficaz y dar respuesta ante las diversas necesidades educativas y asistenciales, dando alternativas, encontrando soluciones y ofreciendo sus recursos para ayudar y acompañar al hombre para que sea y viva feliz.

 

Las prestaciones de la FUNDACIÓN XAFER se dirigen, sobre todo, a personas con necesidades; especialmente a personas desfavorecidas económica o socialmente mediante acciones, programas, ayudas, servicios y actividades que ayuden al cumplimiento de su misión.

Y creo que...

 

“La sociedad tiene el deber de garantizar y fomentar la educación y formación suficiente como respuesta a los derechos de las personas y como deber de ayudar a todo hombre a ser y vivir feliz.”

“La humanidad tiene que encontrar los medios necesarios para garantizar una continuidad feliz. Dichos medios nacen a partir de la educación.”

“Todos los seres humanos tienen derecho a una educación adecuada, en igualdad de oportunidades, a todos los niveles y según la capacidad de cada persona.”

“La educación debe ser la transmisión de valores, la enseñanza debe ser la transmisión de conocimientos, la formación debe ser la transmisión de técnicas y destrezas. Mediante la educación, la enseñanza, y la formación se hace posible la vida en sociedad, se hace posible una sociedadrica en valores, rica en grandeza, rica en prosperidad, y se garantiza para todos los tiempos un buen modelo social en el que el hombre es feliz, vive feliz y hace feliz a los demás.”

Y...

“Deseo que el cumplimiento de la misión de la FUNDACIÓN XAFER se haga desde la honradez, la sencillez, la cotidianidad y el anonimato. Y a quienes hacen posible convertir mi deseo en realidad les estoy eternamente agradecido.